Una enfermedad silenciosa, que pocos conocen, no hace daño, no causa muerte, pero sí causa depresión,  soledad e inseguridad. Su nombre, vitiligo y es conocido como una enfermedad que provoca la pérdida de pigmentación de la piel en ciertas áreas del cuerpo.

Seguramente algunos la han escuchado más, después de que una mujer se hiciera famosa por su apariencia , ahora ella es una modelo “Angel” de Victoria Secret  que realiza varios comerciales incluso camina por pasarelas luciendo tal como es, su nombre Winne Harlow , ó mejor relacionemos con alguien más cercano, el maestro del pop Michael Jackson.  ¿Se acuerdan que su color de piel era negra? , y ¿luego se convirtió en blanco? Pues sí, el también padeció de esta enfermedad, lo que hizo que causara depresión en él y decidiera cambiar todo su aspecto físico para no tener varios colores de piel, maquillarse a diario ó tener todas las miradas de la gente sobre él, más aún siendo tan famoso.


Fotos Instagram: Winne Harlow

Foto Google: Michael Jackson

Y bueno mi historia comienza así. A la edad de los 11 años desperté cómo cualquier día normal. Saludé a mis padres y como de costumbre me fui al baño a lavarme la cara, y ahí estuvo. Una pequeña mancha en mi mejilla izquierda. Comenzó al lado izquierdo de mi boca, unas pequeñas escamas, como resequedad de la piel. Sin duda pensé que era una quemadura del sol. No lo tomé en cuenta. Al pasar de los días mi madre también lo notó, al igual que mi padre y hermana. La preocupación comenzó a aumentar cuando comenzó a crecer por mi mejilla izquierda hasta alcanzar la mitad de mi nariz.

Mi madre, sacó en ese rato una cita con un dermatólogo recomendado por sus amigas por supuesto. Al llegar, yo muy pequeña no entendía del tema solo escuchaba las órdenes de los doctores. Una pastilla por día me recetaron en ese tiempo. Sin duda la tomé, pero al pasar los meses, no dió resultado,  mi madre cambió de doctor, cabe recalcar que en el primer diagnóstico no me confirmaron que tenía vitiligo. Mi madre, junto a mi padre, escucharon el diagnóstico realizado por el nuevo doctor, él junto a otros especialistas del área me confirmaron que tenía vitiligo. Una enfermedad muy poco tratada para la época y sin cura.

Fotos cortesía Cinthia Valencia, vitiligo en el cachete izquierdo.

Hay que tomar en cuenta que existen dos tipos de personas con esta enfermedad, unos que nacen con ella y otros que con el pasar del tiempo les aparece en cualquier zona del cuerpo y a cualquier edad. En mi caso apareció a los 11 años, edad promedio que suele crecer el vitiligo.

Algo que sí puedo confirmar debido a las visitas de varios especialistas en Ecuador, Francia e Israel, es que esta enfermedad es el 40% hereditaria, que según estudios, un familiar puede tener saltando dos generaciones.

Cabe señalar que el vitiligo no es contagioso, no desarrolla cáncer y no es maligno, lo único que causa es depresión e inseguridad por lucir un aspecto diferente a los demás.

Esta enfermedad, es muy conocida por crecer en varías zonas específicas del cuerpo como, manos, rostro, codos, piernas, partes íntimas, incluso en el cuero cabelludo, lo que significa que al crecer en el cabello, esta no tenga color, es decir se convierta blanco como canas.

Foto archivo Google

¿Qué es lo que significa esto? Que no llegas a tener color en varias zonas del cuerpo, es decir tienes despigmentación de la piel. Lo que significa que la primera capa de la piel no se la tiene – epidermis-  y por ende es más peligroso que los rayos sol penetren directamente a la piel y caigan sobre la dermis causando enfermedades peligrosas como el cáncer.

Fuente: http://www.mipiel.com.mx/

Mi padre al saber de mi enfermedad encontró una receta en Cuba, llamada Melagenina Plus que ayudó a detener el crecimiento de mi mancha por varios años. Sin embargo no hubo pigmentación de la piel.

La investigación continuó sin parar, frecuentamos algunos Centros Médicos dentro del Ecuador y fuera del país,  como la luz ultra violeta en Francia, que tampoco dió resultado. Hasta que tuvimos la oportunidad de vivir en Israel.

Puedo decir que soy muy bendecida porque mis padres nunca dejaron de luchar por mi caso, lo que hizo que me motivara para seguir luchando por una solución y no resignarme. Encontraron un Centro de tratamiento dermatológico en el Mar Muerto. El nombre del lugar, Dead Sea Hotel | LOT Spa Hotel aquí tratan todo tipo de enfermedades de la piel y reciben visitas de todo el mundo, como Psoriasis, Vitiligo, Dermatitis Atópica, reumatismo, enfermedades articulares, artritis psoriásica y asma.

Marco Harari fue el doctor que me atendió en el año 2002. Él me analizó y me dio una receta que constaba de aceite, cremas y minerales propios del Mar Muerto.

El tratamiento comenzó con cinco minutos, tres veces al día. Luego la dosis aumentó a 15 minutos, 20, 30, hasta llegar a una hora diaria. Fue un tratamiento intenso, que llegó a quemarme el rostro por tan alta temperatura que recibía. Sin embargo, entendí que al momento que me quemaba y se me caía la caracha de la piel, la mancha volvía a regenerarse con mi color natural.

¿Cuánto tiempo hice este tratamiento? Lo hice 2 veces en dos años seguidos por 1 mes. ¿Se recuperó toda la mancha que tenía en la piel? Del 100% un 80%.

Aquí las pruebas de los resultados de varios pacientes con vitiligo y su recuperación.


Fotos Cortesía Doctor, Marco Harari, dermatólogo.

A mi familia, les agradezco por tanto apoyo y amor en este proceso tan traumático de mi vida.

Al doctor Marco Harari, gracias por devolverme la seguridad, por sus métodos por nunca dejar de ayudar a sus pacientes. Lo prometido es deuda.


Dr. Marco Harari y Cinthia Valencia 16 años después

Para los demás, pasen la voz, no están solos, no pierdan las esperanzas y nunca dejen de luchar.

Para los ecuatorianos, recuerden que para ir a Israel no necesitan visa. Nunca es tarde para descubrir nuevos caminos, el mundo es grande para estar en un solo lugar. Conozcan la tierra santa, allá todo es santo.

Cinthia Valencia, Periodista de Viajes.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
¡Gracias por el voto!

Pin It on Pinterest

Share This